Por Defecto Danza | La apuesta de Stgo a Mil por la danza nacional
No quiero poner en escena la aburrida vida real, si no investigar de qué manera se ponen en escena conceptos de la vida común, dotándolos de características extraordinarias, para que ocurra la ficción, pues me interesa el misterio, y creo profundamente en la reflexión que se produce al dejar secretos.
Danza Contemporánea, Danza Chile, Por Defecto Danza, Santiago Feldenkrais
369
post-template-default,single,single-post,postid-369,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,vss_responsive_adv,vss_width_768,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

La apuesta de Stgo a Mil por la danza nacional

Fuente El Guillatún

Cuatro obras de danza nacional fueron seleccionadas para la versión 2016 de Stgo a Mil. Son obras diversas de diferentes generaciones de creadores, que dan cuenta de lo que pasa en la escena chilena de danza.

Enero, el evento más importante de las artes escénicas de nuestro país, el Festival Stgo a Mil, durante el cual se muestra, por supuesto, aquello que parece más destacado de la producción reciente de la danza nacional.

Este año el jurado, compuesto por Camilo Fernández, Tamara González y Pablo Zamorano, se encargó de revisar desde septiembre de 2014 a agosto de 2015 las obras que debidamente se inscribieron para ser evaluadas. El resultado de esta curatoría son cuatro obras de relevantes coreógrafos: La BailarinaTorosInsomniac y Acapela.

La Bailarina

Basada en poemas de Lagar, último libro publicado por Gabriela Mistral antes de su muerte, la obra indaga en la manera en que los textos dialogan con la coreografía más que representar la figura de Mistral. Son 3 hombres y 5 mujeres que, sin distinción de género, se infiltran en la complejidad de la gran poetiza chilena y sus tópicos de escritura como son la soledad, la feminidad-feminismo y el desamor, cruzados por su firmeza y lucha. Los poemas escogidos corresponden en su mayoría a la sección «Locas Mujeres», donde se observa a mujeres consumidas por la pasión. También se incluye el poema «La otra», que en sus primeras líneas habla de la dualidad y el laberinto de Mistral: «Una en mí maté: yo no la amaba».

Los 8 bailarines de La Bailarina, son destacados intérpretes con los cuales Paulina Mellado lleva trabajando desde el 2013: Jorge Carreño, Esteban Cerda, Camila Jiménez, Macarena Pastor, Marcela Retamales, Gonzalo Venegas, Vannia Villagrán y la misma Paulina Mellado. La asistencia de dirección está a cargo de Andrea Torrejón y la composición musical que utiliza los textos de Mistral es de José Miguel Miranda.

Toros

Toros corresponde a la segunda obra autoral de Bárbara Pinto en sala, pues su actividad artística ha experimentado diferentes soportes como son la fotografía (Sin Título I) y el video (Sin Título II), obras que actualmente son presentadas en Festival Sâlmon, Teatro Mercat de les Flors, Barcelona.

En Toros, Pinto logra fusionar justamente distintos soportes en escena, pues investiga el espacio y su imagen casi fotográfica, además de tener un apoyo audiovisual. Los cajones donde se traslada fruta son el elemento sostenedor de la obra, re significados en un espacio limpio, lejos del contexto de una feria. Estos cajones son usados como Lego conformando nuevas formas que influencian el espacio y a los bailarines, pudiendo encontrar momentos en que son protagonistas de la imagen más que los bailarines. Los bailarines: Rodrigo Chaverini, Daniella Soto y Paulina Vielma, son capaces de desaparecer en función de la imagen, logrando un trabajo de sutilezas.

Es importante destacar que el trabajo de Pinto ha estado teniendo un gran apoyo internacional estos últimos años al ser invitada al Festival Internacional de Danza Contemporánea de Uruguay, Fidcu, con la obra Un solo y a la residencia Interpolación #1 en el Centro de Creación del Cuerpo y el Movimiento, Graner, Barcelona.

Insomniac

El prolífico Joel Insunza estrenó el 2015 Insomiac, pieza en donde profundiza sobre el viaje corporal en insomnio, y las sensaciones corporales y sus recursividades en estado de vigilia. La propuesta invita al espectador a ver dos versiones de la misma obra, pues cuenta con dos elencos, asunto que muestra la preferencia del coreógrafo por la experimentación en escena, buscando diferentes maneras de acercarse a un mismo discurso.

  • Reparto 1: José Luis Urrea (Adrián Otárola), Daniella Santibáñez, Felipe Soto, Francisca Lillo, Nicolás González, Javiera González.
  • Reparto 2: David Correa, Cynthia Ocampos, Fabián Leguizamón, Marine García, César Cisternas, Ignacia Peralta.

Ambos jóvenes repartos, se destaca su destreza técnica en escena, en donde el tema es una excusa para bailar y llevar al extremo las posibilidades de los bailarines.

Acapela

Es posible que respirar sea el primer movimiento del nacer. Lo interesante es que para movernos necesitamos respirar y para respirar necesitamos movernos. El movimiento implícito en el ser humano es la búsqueda de Acapela, que haciendo alusión a la forma de crear música solo con la voz, se busca crear danza a través de la respiración y viceversa, generando ritmos, melodías y sonidos sin necesidad de acompañamiento musical.

Lo orgánico de esta propuesta esta reforzado por una membrana contenedora en donde ocurre la acción. Bailarines y público respiran en la misma membrana y el público forma parte de la respiración común, siendo un trabajo que puede ser observado desde diferentes ángulos por la forma circular de la especie de carpa y en donde el espectador puede reconocerse con facilidad en los otros espectadores y en el trabajo de los performers.

El equipo interdisciplinar de Acapela hace que la dirección de Javiera Peón-Veiga tenga variadas tonalidades, de tal manera de aprovechar las características de cada intérprete. Ellos son: Macarena Campbell (bailarina), Carolina Cifras (bailarina), Emilio Edwards (actor-bailarín), Ariel Hermosilla (actor), José Olavarría (bailarín), Angélica Vial (actriz a cargo del diseño sonoro de la obra). El diseño integral de esta «membrana Cronembergana» (como le he denominado en alusión al cineasta David Cronemberg) son Antonia Peón-Veiga y Claudia Yolín.

Acapela ha sido invitada a participar en el Festival Internacional de Danza Contemporánea de Uruguay (Fidcu) y en el Encuentro Internacional de Danza Contemporánea, Performance y Conocimiento, Arqueologías del Futuro II, en Buenos Aires.